Los Jazz no fallan en Minnesota

imagesUtah venció en Minnesota ayer, jugando un partido por momentos serio, y se pudo ver desde el principio. Estuvieron atentos en defensa, consiguieron rebotear y encontrar buenos lanzamientos de campo, lo que les permitió un parcial de 14-0 en los primeros minutos. Ahí empezó a verse que habían aprendido la lección del anterior partido ante el mismo equipo. Pero por momentos bajaron esa intensidad y los Wolves conseguían parciales para acercarse a los Jazz en el marcador.

Eso sí, cada vez que se ponían a tiro, Utah volvía a conseguir un parcial favorable para poner tierra de por medio, de esta forma terminaba el cuarto con una ligera ventaja de 8 puntos. Pero en la rotación el equipo volvió a sufrir, de los suplentes el más destacado fue Favors, lo que le obligó a Corbin a dar menos descanso a los titulares. Además del buen partido en la primera parte de Mo Williams, seleccionando buenos tiros y jugando para el equipo asistiendo a sus compañeros.

En el tercer cuarto, los Jazz seguían dominando el tempo del partido ampliando ventajas pero siempre hubo algún momento de relajación, lo que permitió esperanzas a los Wolves para dar la vuelta al partido. Pero cuando todo se ponía más difícil siempre encadenábamos buenas jugadas para alargar las distancias.

Un encuentro que se decidió a mediados del último cuarto, cuando los Jazz rompieron definitivamente el partido al irse de más de 15 puntos, esta vez los de Salt Lake estuvieron acertados, gran Bil Al en la pintura con sus 22 puntos, ayudado desde el exterior con la aportación ofensiva de Foye y Williams o la ayuda de Hayward cogiendo 6 rebotes en defensa para ayudar a los pivots.

La clave para ganar fue la defensa, ya que conseguimos 11 robos de balón, lo que permitió al equipo canastas en transición o sin oposición del rival para puntear, ya que conseguimos mejores porcentajes en tiros de triples y de dos o el dominio de Big Al en la pintura que en estos dos últimos encuentros ha promediado contra su ex-equipo 31 puntos por partido. Trabajo hecho pero el miércoles llegará la traca final.

Ahora hay un día para preparar el gran partido contra Memphis. Mañana tenemos la obligación de ganar y esperar una derrota de Lakers, que recibirá a un equipo obligado a vencer para evitar en el primer cruce de playoffs a los Oklahoma City Thunder.

 

Las dos últimas balas de Utah Jazz

20120222_ter_ah7_073.0_standard_352.0El equipo de Salt Lake se juega los playoffs y mucho más, su propio proyecto futuro. Ty Corbin tiene que demostrar en lo poco que queda de la temporada regular que es el entrenador adecuado para estos Utah Jazz que deberán liderar Gordon Hayward, Derrick Favors y Enes Kanter. Dos encuentros es el margen que tiene el “mister” de los Jazz para mostrar sus credenciales, imponiéndose a la adversidad de esperar a un error de Lakers contra Houston.

Por su parte, el equipo debe recuperarse de su adversidad, no podemos jugar a la ruleta rusa en más encuentros. En el anterior partido ganamos porque estuvimos más finos de cara a canasta y con un gran Big Al con 40 puntos, pero no vale con buenos porcentajes, también hay que defender para no llegar al final del partido con todo por jugarse. Hoy habrá que insistir en este apartado, no puede ser que tengamos tanto errores defensivos, sino nos podríamos llevar una mala noticia y regalar la octava plaza oficialmente a los angelinos.

Un partido que se decidirá en el que tenga mejor balance de anotación interior/exterior, la defensa y la intensidad. Ahí estarán las claves del encuentro de hoy en  el Target Center. Quien mejor sepa manejarse y controle estos aspectos ganará, ya que Utah depende mucho de los rebotes y las perdidas de balón para ganar sus encuentros.

Un encuentro complicado, porque en 48 minutos nos jugamos toda la temporada, todo este tramo final en el que hemos conseguido un gran balance de victorias/derrotas, tras el mal inicio tras terminar el Fin de Semana de las Estrellas. ahora es cuando hay que dar lo último de lo último, hay que morir con las botas puestas. Como hacían los Jazz de Sloan, no importaba el rival, lo relevante era competir para estar junto a los mejores y que supieran que no eran unos “pardillos”.

Eso es lo que se está jugando también Ty en mi opinión, tiene que demostrar que es un líder fuera de la cancha, no importa que sea un “novato”, ni  tenga el respeto arbitral. Ahora es cuando tiene que liderar al equipo desde la sombra, con inteligencia para que los dueños de la franquicia, afición y otras personas vean en él una persona de confianza para llevar a los Jazz a competir contra los mejores en un futuro cercano.

Primera estación Minnesota, hoy es otro séptimo partido, y lo será Memphis si volvemos a ganar al equipo de Ricky Rubio. Porque ahí ya se decidirá todo pero dependiendo de lo que pase entre angelinosy y tejanos, ¿quién soportará más la presión: Utah o Los Ángeles?