Carlos Coello: “Lindsey está formando un bloque sólido, seguro que volveremos a ser difíciles de ganar”

522517_4462238598802_1149589702_nHoy nos visita Carlos Coello desde Puertollano para hacer un repaso de la actualidad de la NBA y los últimos movimientos de nuestra franquicia. Un conocedor de la liga universitaria que cada día informa a los internautas  desde Pasión Deportiva Radio, y además es un seguidor de los Utah Jazz.
Primero darte las felicitaciones por el especial del Draft para Pasión Deportiva Radio, ¿cómo vivió aquella noche?
Muchas gracias. Pues se vivió con una gran emoción, una gran expectación. Es una gran noche, una de las noches señaladas en el año de los que nos gusta esto, y fue muy muy bien.
¿Que fue lo que más te llamó la atención del draft de la semana pasada?
Sin duda lo que más me llamó la atención es lo que ya sabíamos. La posibilidad de sorpresas y de alteraciones de Picks, unas más polémicas que otras, y unas más esperadas que otras. Fue una noche muy ‘movidita’.
¿De dónde te viene la pasión por el baloncesto?
Pues creo que como a todos. Desde pequeños nos gusta jugar a baloncesto y también verlo. También me pilló de muy joven el ‘boom’ de Pau Gasol en la NBA y eso hizo que me pudiese acercar para ver un poco más la NBA. Lo típico.
¿Cuándo empezaste en Pasión Deportiva Radio?
Pues todo empezó por un tweet que ví de @PDRNCAA, hará un año exactamente donde buscaban participantes. Mandé un e-mail a el jefe Gerard Solé, y todo sobre ruedas. Mi primer partido, un Michigan State v UConn, un desastre. Aún así fue una bonita experiencia de la cual no me arrepiento todo el tiempo invertido.
Se nota que es seguidor de la liga universitaria ¿Qué tiene la NCAA de especial?
En el aspecto baloncestístico, sobre todo la gran diversidad táctica que hay entre un equipo y otro. Algo que no se ve en la NBA u otras ligas. Son jugadores jóvenes, con muchísimo potencial y calidad por explotar.
Luego me gusta mucho de la NCAA, la organización. Ellos tienen claro que antes que jugadores son personas (y eso es algo que se nos olvida en muchísimas ocasiones). Forman jugadores, bien es cierto, pero forman jugadores porque es muy importante el tema académico (de tal forma que si no sacas una serie de notas, no podrás jugar en el equipo). Enseñan a los jugadores a distribuir su dinero, ya que no tienen ningún tipo de ingresos económicos.
Y por último la afición. Eso es una religión en Estados Unidos, animar al equipo de tu universidad. Eso hace que hayan escenas tan espectaculares, y bonitas, que hacen que se te pongan los pelos de punta. La NCAA es tan igual y a la vez tan diferente a la NBA, y eso la hace bonita.
En un vídeo de análisis del draft aparecías con la camiseta del Trey Burke, jugador que drafteó Utah en la primera ronda, ¿qué tiene de especial para tí?
Es mi primera camiseta de NCAA. Tiene de especial que es mi jugador favorito de la NCAA junto a Andre Hollins (Minnesota) y otro Wolverine, Caris LeVert. Un jugador simplemente espectacular, que nos ha hecho disfrutar de su baloncesto sábado sí y sábado también. Un pequeño homenaje, aunque él no lo vaya a ver. Un señor jugador. (Y si a eso le sumamos que va a mi equipo favorito de la NBA…)
¿Coincide con su compañero Txomin Romero en que Burke es el mejor base del Draft de 2013?
Sin ninguna duda. Fue elegido mejor jugador de la temporada y si hubiese sido por temporada debería haber sido Pick 1. De hecho, no solo el mejor base, si no el jugador con más calidad también.
Al aficionado de los Jazz que no le conozca bien, ¿sería más un John Stockton o un Deron Williams?
Más parecido a Deron Williams. En aspectos asistentes, es un gran pasador, pero nunca va a llegar a la altura de un extraterrestre como era John Stockton en la época de los 90s. Deron Williams tenía peores registros asistentes pero era un gran anotador, y un líder en el equipo. Veo, no solo por los datos que nunca se sabe si van a llegar a ser iguales o no, si no por el estilo de juego y por el rol que van a tener en el equipo.
¿En qué van a salir ganando Hayward, Favors, Kanter y Burks con la incorporación del base de Michigan?
Un jugador que sabe responder en los momentos más precisos de un partido. Un fuera de serie y excelente pasador. Saldrán ganando todos.
En las redes sociales, muchos fans en Salt Lake estaban emocionados con el movimiento de Dennis Lindsey durante el draft, ¿es para estarlo o lo achaca al problema que tenemos con la necesidad de un base?
Un poco de las dos cosas. Necesitábamos un base como el comer, y nos llevamos al mejor del Draft. ¿Algo más? Creo que no. Evidentemente sacrificamos dos rondas de Draft por él, pero sin duda merece la pena. Es para estarlo.
Muchos fans de los Jazz son partidarios de caras nuevas y la franquicia se va reunir con Paul Millsap, ¿lo renovaría teniendo a Favors, Kanter y el novato Gobert? 
Sin duda. Rudy Gobert me despierta muchas dudas en cuanto a su potencial, de siempre. Los otros dos jugadores son grandísimos interiores, pero que le falta ese ‘plus’ que puede dar Paul Millsap con su ‘veteranía’, pese a que este ultimo año no estuvo muy acertado en algunas fases del campeonato. Yo lo renovaba.
Algunos rumores apuntan a que Utah está interesado en O.J. Mayo o Korver, ¿qué valoración hace?
Si hay espacio salarial, ¿por qué no? El año pasado el punto débil de la plantilla era el puesto de base. La de este, los escoltas. Foye si acaba como terminó la temporada, espectacular. ¿Pero quién nos lo puede afirmar?. Korver es un jugador que siempre va a estar ahí y no me parecería nada mal que estuviese en Utah. OJ Mayo es de una calidad superior, pero está mal de la maceta. Cualquiera de los dos jugadores me parecen unos refuerzos espectaculares.
¿Qué le ha parecido las declaraciones de Mo Williams pidiendo la titularidad para renovar según informaba el Deseret News? Su agente lo desmintió en el Salt Lake Tribune.
Es lo que él piensa. Que lo haya dicho o no, no lo sé. Que lo piensa, seguro. Es normal. Es la impotencia al ver que todo el mundo quiere a un Rookie antes que a ti.
¿Qué le parece que Utah haya apostado por jugadores jóvenes como núcleo central?, ¿les ves con posibilidades de hacer algo importante?
El GM, Dennis Lindsey, está haciendo un buen trabajo. Ha formado un bloque muy sólido y  seguro que volveremos a ser complicados de ganar. De momento, todo los movimientos acertados.
En la presentación de Jerry Sloan, el antiguo técnico dijo que “no se ha respetado” a Ty Corbin, ¿qué opinión le merece?
No lo ha tenido fácil. Desde la salida de Deron Williams de hecho no lo ha tenido nada fácil porque suponía un cambio de líder en el equipo, y eso siempre es difícil de llevar. Me parece un buen gesto de Jerry Sloan, que el pobre ha tenido que soportar de todo, para apoyar a su sucesor. Seguro que Corbin este año hará una buena temporada, y hará un bloque sólido y sin fisuras.
Si fuera Dennis Lindsey, ¿qué agentes libres ficharía para los Utah Jazz?
Monta Ellis.
Muchas gracias por aceptar la entrevista en Spanish to Salt Lake y suerte.
Muchas gracias a vosotros. A seguir creciendo. Nos vemos el año que viene en Playoffs.

Agentes libres, rumores y desmentidos

473px-Utah_Jazz_logo,_1979-1996.svgSemana interesante para saber qué tiene pensado Dennis Lindsey y el resto del staff técnico para darle forma a la plantilla del año que viene. Ahora solo falta darle forma a todo lo que le rodea a Kanter, Hayward, Favors, Burke y Burks. Entre ellos, en pocos días nuestro General Manager se reunirá con los agentes de O.J. Mayo y Paul Millsap.

Interesante el primero, porque ya se ha reunido con otros equipos y ahí el baile de cifras puede ser importante ya que tenemos margen para ofrecer más o menos, una de las ventajas es que nuestros responsables ya podrían saber durante las negociaciones lo que han ofrecido Minnesota y otros equipos que están interesados por el escolta.

Sin embargo, el tema del pivot Millsap es algo complejo, parte de la afición no lo vería con malos ojos para que ayudase con su experiencia a dos de los futuros jugadores franquicia (Kanter y Favors), y hay otra parte que quiere nuevos rostros. Además, hay que recordar que con la llegada de Sloan a los Jazz, Paul jugó a un alto nivel y esa podría ser una baza importante. No obstante, desde la franquicia ya se dijo que les gustaría tenerlos a él y Jefferson pero que sería un inconveniente y podrían pasarse del tope salarial con sus contrataciones.

Otro lugar del que tenemos que estar atentos son los Atlanta Haws, los Jazz están interesados en algunos agentes libres de allí y ya ha sonado algún jugador como Korver, que ya jugó en los Jazz y conoce la franquicia. Por otra parte, los Jazz estarían interesados en renovar a Tinsley y ya se ha dejado querer Carroll para renovar con nosotros.

Por el contrario, el asunto de Mo Williams es “surrealista”, primero se le filtra al Deseret News que no renovará “a no ser que me garanticen la seguridad”, y luego su agente lo desmiente al Salt Lake Tribune. Habrá que ver lo que ocurre al final pero está situación no hace más que dejar mal al propio jugador.

El jugador que siempre quise ser

imagesNo es Michael Jordan. Ni Larry Bird. Ni Magic Johnson, ni Kareem, ni Lebron. ‘Yo no he visto a nadie tan increíble’, acredita de hecho Magic Johnson, que admite que tomó prestado el término ‘showtime’ de nuestro protagonista. Fue jugador de Utah Jazz, pero no es Karl Malone ni John Stockton. Fue mi primer ídolo, cuando vi una película de super 8 hace muchos años, era un jugador blanco que hacía unas cosas increíbles con el balón. Estaba loco, o eso parecía. Y yo intentaba imitar aquellas cosas que creía recordar, que había visto una sola vez hace muchos, muchos años, incluso dudaba de haberlas visto…

No era alto, ni musculoso. No saltaba mucho. Metía todo lo que tiraba, o eso me parecía a mí, al menos. Pero hacía unas cosas con el balón alucinantes. Años después, Phil Jackson y Tex Winter estaban viendo un video, muy parecido al que yo vi, y Tex decía: “mira qué cosas hacía…y sin envolver el balón”. Sin hacer manejo, sin amasarlo, tal y como ahora se ha tolerado y se tolera muchísimas veces, dando una ventaja definitiva a jugadores rápidos con buen manejo de balón. Pero eran otros tiempos, en que un novato era un novato, y los entrenadores eran respetados y enseñaban fundamentos a los jugadores, y estos se dejaban enseñar.

O no. Porqué él era un genio puro. Un improvisador, como un músico de Jazz que salta a la pista sin partitura. En el arte, hay maestros y hay genios. El maestro es el experto que trabaja la técnica, intentado llegar a la perfección. Él era un genio. Un transgresor de las normas vigentes llevando todo al extremo del más puro arte, casi circense. Un niño en estado puro para el que el baloncesto es el juego, la vida es una sucesión de un cuarto tras otro en el que cada segundo cuenta para intentar el más difícil todavía. Su mejor amigo fue el balón hasta su muerte, y de él aprendió todos los secretos. Fintas imposibles, pases de todos los tipos, por la espalda, de bolos, picado todo el campo, fintando pasar por la espalda y acabando en bandeja con la misma mano, cambios de mano en el aire… Y todo ello adornado con el tiro más letal que haya tenido base alguno jamás. 44 puntos (¡de media!) en tres temporadas en la NCAA, y la máxima anotación de la historia en la NBA para un jugador en la posición de base (68 puntos contra Nueva York), que por cierto es también la mayor cantidad de puntos anotados por un jugador descalificado por faltas personales (fue expulsado por 6 faltas en ese encuentro).

Aprovechaba el repliegue lógico de la defensa para hacer tiros de 7 y 8 metros como si fueran bandejas, cuando todavía no había línea de tres puntos. En su última temporada en Boston ya se instauró y tuvo un 66,7 por ciento de acierto. Sólo recuerdo un jugador francés llamado Hervé Dubbuison que en los años 80 hacía algo parecido, quizá el más parecido hijo de la anarquía a este lado del charco. La perfecta pesadilla para jugar al H-O-R-S-E, ese juego al que hemos jugado de pequeños (en España jugábamos al O-S-O, que duraba menos) en el que lo importante era la creatividad. Para muestra, un botón:

Cuando da el salto a profesionales, escoge la NBA sobre la ABA, sin darse cuenta que ésta hubiera sido mucho más apropiada a sus características, y a él el escoge Atlanta, en mi opinión el equipo equivocado. Su máximo apogeo llega en los New Orleans Jazz, franquicia posteriormente trasladada a Utah, y que une su futuro al del genio. Ahí vimos a nuestro artista en toda su grandeza, sin la presión de Atlanta, y desarrollando su capacidad para el pase de fantasía, como alternativa a la necesidad de lanzar menos a canasta.

Su problema fue que era un individualista y un artista anárquico. Nunca entendió el baloncesto, como un juego de equipo, salvo que sus compañeros estuvieran a su altura. Y muy pocos lo estaban. Rich Kelley, quizá el jugador que mejor le comprendió, decía que iba muy por delante de todos ellos. En su primer partido lo comprendió, cuando antes de empezar le dijo que estuviera atento. El primer pase que recibió le dio en la cara, por inesperado, y entonces Rich escuchó estas palabras: “¿no te advertí que estuvieras atento?”. La mayoría de sus compañeros no le entendían, le consideraban un niñato engreído y vanidoso, como tampoco entendían a Charlie Parker o a Miles Davis los músicos de jazz de su época, porque iban por delante de su tiempo. Tenía en cierta forma la intención de humillar a los otros jugadores que practicaban un estilo de baloncesto que él consideraba pasado de moda: varios jugadores han confirmado que al driblarles le escuchaban reír…

Con su pelo estilo Beatle, representa la búsqueda de la libertad y de los límites de los años 70. Su muerte en 1988, jugando al baloncesto una pachanga con unos amigos, inspiró la canción de Bob Dylan Dignity (1991). Murió de un infarto al faltarle una arteria coronaria, una lesión congénita que nadie descubrió. Sus vecinos recuerdan verle botar el balón desde dentro de un coche en marcha a 20 millas por hora por la ventanilla. Ganaba apuestas haciendo girar un balón sin parar entre los dedos y los nudillos durante una hora. Como dice Bill Simmons, verle era como ver a doce Globetrotters a la vez.

Cuando ponemos siempre el énfasis en ganar, en jugar en equipo, ser competitivos, nos olvidamos del lado derecho del cerebro y de apreciar también el lado artístico del baloncesto, la creatividad, el espectáculo, el circo y la danza. Para crear es necesario cierto grado de desorden. Me falta por ejemplo en el baloncesto actual un jugador que me transmita esas emociones, solamente he sentido algo parecido en los últimos años viendo a Jason Williams o a Ricky Rubio, pero evidentemente a otro nivel.

Paul Westphal lo definió quizá mejor que nadie: “Él era un artista. Su lienzo era el campo de baloncesto, y su pincel era el balón”. Este era Pistol Pete Maravich, el jugador que siempre he querido ser. Mi jugador preferido de la historia de mi equipo favorito, Utah Jazz.

José Eladio Fernández

@thychobrahe

JazzDebate ¿Renovamos a Millsap o Jefferson?

images (1)Bienvenidos al primer JazzDebate de Spanish to Salt Lake, hoy hablamos de Paul Millsap y Al Jefferson. Los dos en julio serán agentes libres, ¿por quién de los dos debería apostar la franquicia junto a Kanter y Favors?. Ahora vamos a mirar un poco las estadísticas para verlo desde un punto de vista más objetivo y debatimos.

1-Jefferson (32,5 ) juega más minutos que Millsap (30)

2-Paul Millsap (49,6%) ha demostrado mejor selección de tiros que Al Jefferson (48,4%)

3- Jefferson es el mejor reboteador (9,1) respecto a Millsap (7,3). Pero Paul (2,3) consigue más ofensivos que Al (2,1)

4- Millsap (2,5 asistencias por partido) tiene mejor visión de juego que Jefferson (2,1 asistencias por partido)

5- Los dos promedian los mismos tapones por partido (1,1)

6- Jefferson (17,4 ppp) promedia  más puntos por partido que Millsap (15 ppp)

7- Millsap (1,4) roba más balones que Jefferson (1,1)

8- Al (1,3) pierde menos balones por partido que Paul (1,8)

9- Los dos nacieron en 1985

Mi opinión

Si miramos las estadísticas muchos dirían All Jeferson pero si fuera la familia Miller mi prioridad sería Paul Millsap. Tiene mayor variedad que Jefferson, ya que es un jugador que muchas veces ha jugado de alero cuando ha coincidido con Jefferson o Favors en pista.

Además, cuando recibe fuera de la pintura Millsap tiene más recursos baloncentísticos en el uno contra uno, puede marcharse de cualquier rival al penetrar a canasta. En cambio, Jefferson cinta y se la juega desde donde recibe o se lo lleva al póster bajo para usar su gancho tan efectivo.

Destacaría también su habilidad con el balón, de los pivots que tenemos el es uno de los mayor capacitados para subir el balón, se nota que en su formación jugó tanto de alero y domina dicho apartado. En cambio, Jefferson es un pivot nato conceptualmente, busca al base tras rebote e intenta ganar la posición en la pintura.

Otro punto a su favor es su conocimiento sobre la franquicia, él fue drafteado por los Utah Jazz, en cambio, Jefferson llegó vía traspaso a Salt Lake City, Millsap es uno de los que más veteranos del equipo. No obstante, la realidad parece que será el revés. Millsap no aceptó una oferta del equipo a principio de temporada y parece que quiere ver su valor como agente libre.

Ahora te toca, ¿cuál es tu opinión?

@juliosimon