¿Qué le pasa a Mo Williams?

01.gAyer por la noche se publicó en el Deseret News y Hoopshype que Mo Williams renovaría con la condición de ser titular, ya que en caso contrario optaría por ser agente libre. Una reacción atípica en un jugador que como una de sus grandes virtudes es tener muchos partidos a sus espaldas, aunque también comprensible porque hemos adquirido el mejor base del Draft. 

Para mí sorprendente porque no venía a cuento de nada, muchos otros jugadores en el baloncesto europeo e inclusive NBA han dado un paso atrás para adaptarse a la plantilla, sin ir más lejos, en el Real Madrid su capitán ha cedido ante la explosión hace unos años de Nikola Mirotic anteponiendo los intereses del equipo a los particulares. La pregunta que me viene a la cabeza es: ¿Mo Williams se siente integrado en el proyecto de los Utah Jazz?, porque la otra consecuencia de dichas declaraciones es que le tiene miedo a Trey Burke que fue lo primero que pensé.

Sería necesario que si esas declaraciones son ciertas, aunque su agente las ha desmentido hoy en el Salt Lake Tribune, que Corbin, Sloan, O´Connnor y Lindsey pongan las cosas claras sobre la mesa, ya que esto además de una rabia típica de “niñato” puede crear malos rollos, y es lo peor que le podría pasar a los Jazz porque esta reconstrucción de los jugadores claves son jóvenes y los que más tiempo llevan jugando son Kanter, Favors y Hayward.

 

El principio del fin

dennis_LPL7sAyer Dennis Lindsey se ganó el sueldo con el movimiento del Draft al adquirir a Burke por las dos primeras rondas que teníamos. Y se notó el entusiasmo en las redes sociales ya que muchos seguidores de los Jazz aplaudieron la decisión de la franquicia. 

Según Txomin Romero de Pasión Deportiva Radio el mejor base de este Draft. De esta forma queda claro que junto al Big Three de Hayward, Kanter y Favors se incorporará Burke, ahora queda por ver si le darán minutos o intentarán fichar a otro base que sea agente libre para su mejoría.

Ahora empieza lo más difícil, muchos jugadores de nuestra actual plantilla serán agentes libres el 1 de julio y Sloan, Corbin, O´Connor y Lindsey se tendrán que mover muy bien para traer a nuevos jugadores a Salt Lake. Además, adquirimos al pivot francés. Una declaración de intenciones, ya que uno de las posibilidades sería recuperar a uno de los dos pivots titulares del equipo para el juego interior, o buscar otro pivot que también sea agente libre.

La otra ventaja que tenemos es que vamos a tener mucha maniobra ya que estamos lejos de llegar al tope salarial, y eso puede sernos de utilidad para ofrecer mejores contratos que otros equipos de la liga. Un verano que a priori será apasionante porque si por algo es famoso nuestro equipo es por la discreción a la hora de fichar jugadores.

Parece que Greg Miller y su equipo de asesores en los que cede la gestión han empezado con buen pie. Primero fueron Karl Malone y Jerry Sloan, ahora Burke como bien analizó nuestro compañero José Fernández.

 

El mejor base puro del Draft 2013

El draft 2013 ha sido uno de los más sorprendentes de los últimos años, empezando por el número uno, Anthony Bennett. El que haya apostado a Bennett como número uno se habrá forrado, no conozco ningún analista que le diera como la primera elección. Es cierto que es una bestia en la pintura y vamos a divertirnos con sus mates, pero en mi opinión está por ver lo que puede hacer en una competición superior como es la NBA. Sorprende un poco ver sólo un base puro entre las diez primeras elecciones; además tenemos tres pivots con los números 4, 5 y 6, que viene a demostrar la carencia de hombres altos de cierta calidad en la liga.

Por parte de los Utah Jazz, en mi opinión Dennis Lindsey y la gerencia de Utah han hecho la mejor jugada posible. En mi artículo del 22 de mayo, hablando de las posibilidades de los Jazz en el draft de este año, decíamos que la necesidad más perentoria del equipo era un base puro. Y tal y como decíamos aquí, Trey Burke es en mi opinión el mejor disponible. No me detuve mucho en él, porque sinceramente creía que, dada su calidad, iba a quedar entre las 10 primeras posiciones y fuera de nuestro alcance. Pero hete aquí que los Jazz han conseguido que Minnesota le elija en el número 9 para cambiarle por las elecciones números 14 y 21, que han utilizado para elegir dos jugadores que pueden ser útiles para ellos, como el escolta Shabbaz Muhammad y el pivot Gorgi Dieng. Creo que sumando ambos jugadores salimos ganando por mucho, pero claro, ellos tienen a Ricky Rubio y nosotros no…

Trey Burke es un base puro de 1,82 m, que puede ser uno de los candidatos a novato del año la próxima temporada, o al menos, ser el novato que mayor impacto tenga en su equipo. Es un jugador muy bueno ofensivamente, muy rápido de pies, con un primer paso muy rápido, excelente en el pick and roll. Buen tirador (56,9 % de tiro esta temporada), capaz de crearse su propio tiro, incluso de 3 puntos; penetrar a canasta o doblar el balón al compañero mejor situado. Tiene un cambio de ritmo letal, es uno de los jugadores más rápidos de EEUU y muy difícil de defender en contraataque. Es un líder nato y un ganador, lo ha demostrado en su última temporada en la NCAA. Es un competidor que no tiene miedo de tomar la responsabilidad en momentos comprometidos. Por encima de todo, es un jugador que puede rendir desde ya mismo en la liga profesional. Por momentos esta temporada me ha recordado a un Chris Paul más joven. También se le ha comparado con el base de Sacramento Isaiah Thomas.

Sus puntos débiles son su estatura y su capacidad de defender consistentemente en la NBA, sobre todo a bases altos. Puede compensar esto con su velocidad de pies y sus largos brazos (tiene una longitud de brazos equivalente a 1,95), que le pueden ayudar a ser un buen recuperador de balones. Pero claramente tiene que mejorar su físico, porque con 1,82 y 84 kg está en desventaja física con la mayoría de los bases titulares de la NBA. Con la excepción de un Tony Parker, que lo compensa con su velocidad, es muy complicado que un jugador con ese físico llegue a ser All Star.

En Bleacherreport le comparan con el jugador de Portland Damian Liliard. Y En este video Tony Barone Jr, ojeador durante 13 años, nos muestra su opinión sobre Trey Burke y su futuro en la NBA.

En el vídeo que  mostramos al final del artículo podemos juzgar por nosotros mismos. Pero que no nos quede duda que hemos elegido al mejor base del draft y seguramente al mejor jugador de la NCAA de la temporada pasada. ¿Estará preparado para dar el salto al siguiente nivel?

The Heat is on, Miami campeón

Como en uno de esos partidos de tenis interminables, el tenista con más físico se ha llevado el título. San Antonio, simplemente, se fue quedando sin gasolina a lo largo del partido. Aunque intentaron ser el primer equipo visitante en ganar un séptimo partido desde 1978, con la excepción de Kawhi Leonard (19 puntos y 16 rebotes), que siempre ha dado la cara, los Spurs no pudieron con un tremendo Lebron James que hizo de todo (37 puntos y 12 rebotes): defender a Tony Parker (3 de 12 en el tiro), anotar las canastas decisivas al final (con varias de tiro exterior), rebotear…Y también con el conejo que se sacó Spoelstra de la chistera, Shane Battier, que no había anotado una sola canasta en los seis partidos anteriores y en este hizo 6 de 8 triples. Más un Wade sobreponiéndose a sus problemas físicos y sacando lo mejor en un último esfuerzo para acabar con 23 puntos y 10 rebotes.

21nba_1-articleLarge

El factor de estas series ha sido el psicológico: San Antonio ha perdido el título en el sexto partido, cuando ha tenido varias oportunidades de cerrar la eliminatoria y no lo ha hecho. De todos los jugadores de San Antonio, en mi opinión el único que se ha sobrepuesto a ese hecho ha sido Leonard, incluso se ganó el comentario elogioso de Jeff Van Gundy cuando en una jugada de dos más uno dijo: “he’s just a grown man”. Los demás han seguido viviendo en el final del sexto encuentro: fallando bandejas fáciles, tiros debajo del aro (Duncan, Parker). Y capítulo especial merece el que según algunos analistas estaba siendo favorito a MVP si hubiera ganado San Antonio: Danny Green. Simplemente se colapsó mentalmente, terminando el partido con una canasta de doce intentos. Y Gary Neal, más de lo mismo (dos canasta de siete intentos). Parodiando la película Space Jam, en los dos últimos partidos los extraterrestres les robaron sus superpoderes.

Varias conclusiones finales: hay que felicitar a Spoelstra, un entrenador novato en la NBA cuando se hace cargo de Miami, que ha conseguido dos títulos consecutivos sin un pivot dominante ni un base all-star; con un juego con cuatro pequeños al que casi nadie ha logrado dominar o hacerle cambiar de estrategia (Utah en temporada regular sí le hizo daño con Jefferson, Millsap y Favors). Ha hecho los ajustes necesarios en esta final, dejando muchos minutos en el banquillo a Birdman o Haslem (el primero fundamental en la final de conferencia), ha alternado jugadores defendiendo a Tony Parker, ha conseguido mejorar la defensa sobre el que hasta el quinto partido estaba siendo la figura de la final, Danny Green. Ha ganado a todo un gran maestro como Popovich en el tablero de ajedrez de la final, obligándole al final a cometer errores.

En efecto, en el debe de Popovich hay que poner malas decisiones en los últimos minutos de los partidos seis y siete: la mayor de todas sentar a Tony Parker y dejar que fuera Ginobili el que se la jugara con 27 segundos y 4 puntos abajo. Ginobili ni siquiera llegó a tirar a canasta y perdió el balón (el cuarto turnover en el último período). Preguntado al final del partido por un periodista, dijo “porque es lo que he decidido hacer”, negándose a argumentar por qué.

Posiblemente San Antonio ha desperdiciado su última oportunidad de ser campeón (Duncan 37 años, Ginobili 36). Y Miami ha demostrado sin lugar a dudas ser el equipo a batir en la NBA para los próximos años.

@thychobrahe

Sloan vuelve a los Jazz

01Sloanx-largeAyer lo hizo oficial Greg Miller en su Twitter al poco de hacerse campeón el Real Madrid. Jerry Sloan es el nuevo consejero deportivo de los Utah Jazz oficialmente y se encargará de confeccionar la plantilla analizando los agentes libres para mejorar el equipo.

Unas negociaciones que empezaron hace un año según el Salt Lake Tribune, en declaraciones a dicho periódico de Jerry Sloan y que se ha cerrado el acuerdo ahora, además, se repite la situación. El anterior entrenador de los Jazz estará en los despachos como estuvo en su momento Frank Layden, cargo que le motiva a Jerry Sloan porque “nunca lo he ejercido”.

Una noticia que ha tenido muy buena respuesta en Salt Lake, ya que Jerry Sloan es una institución tras ser participe de la mejor etapa de la franquicia a nivel de resultados, y que su forma de entender el baloncesto caló mucho en la ciudad. Una decisión en la que todos estaban informados según el propio Sloan, ya que Ty Corbin tenía conocimiento y habían hablado un par de veces sobre su vuelta a los Utah Jazz según el Salt Lake Tribune.

Semana interesante dentro de los Jazz, al hacerse oficial las reformas del Energy Solutions Arena, y ayer el fichaje de Sloan en el organigrama de la franquicia.

Curso de baloncesto en Xaraiz

logo-campus-recortadoJuan Pablo Márquez y Piti Hurtado (ex-entrenador de baloncesto y antiguo colaborador de Utah Stateal que tuvimos la oportunidad de entrevistar en Spanish to Salt Lake) dirigirán este verano en el Campus de Xaraiz (España) bajo el título “Perfecciona tu baloncesto”. Una iniciativa para mejorar desde los más pequeños hasta los juniors con sus fundamentos baloncentísticos. Una evento que tendrá lugar entre el 14 y el 20 de julio y en el que se intentará mejorar a los jugadores mediante el “Vídeo Campus”.

Toda una aventura para ser más completo, que contará con Benito Doblado, ex jugador de baloncesto y antiguo Director General del CAI Zaragoza. Un clinic dirigido a chavales entre 8 y 17 años por profesionales que aportarán su experiencia para sacar lo mejor de cada jugador.

Miami salva el primer match ball

1371622568000-USP-NBA-Finals-San-Antonio-Spurs-at-Miami-Heat-1306190217_3_4_r537_c0-0-534-712Vaya partido hemos vivido. En mi opinión, destacan varios pequeños detalles: un triple de Ray Allen para forzar la prórroga (su único triple en cuarenta minutos); dos tapones de Chris Bosh (taponando los dos últimos tiros de San Antonio en la prórroga). Un rebote ofensivo de Chris Bosh que permitió el triple de Ray Allen forzando el tiempo extra. El tiro libre fallado por Kawhi Leonard con 19 segundos por jugar del último cuarto y que dejó a Miami oportunidad de empatar a 95. El momento en el que Lebron en una jugada, quedando nueve minutos del último cuarto, decide no volverse a poner la cinta de la cabeza: en 35 minutos llevaba 18 puntos y un 35% de tiro, sin cinta en la cabeza anota 14 puntos en 14 minutos, con un 50% de tiro. El hashtag #noheadband llegó a ser trending topic. Podríamos decir que el partido se ha decidido por esos pequeños detalles. También hay detalles grandes.

En el primer cuarto, creíamos ver a unos Spurs campeones, con Duncan poseído, anotando al descanso la mitad de los puntos de su equipo (25 sobre 50 de San Antonio), con 11 de 13 en el tiro. Pero en el segundo tiempo más la prórroga desapareció, anotando solamente dos canastas en ocho intentos.

El jugador del segundo tiempo fue Lebron. Con 14 puntos (3 de 12 en el tiro) después de tres cuartos, terminó el partido con 32 puntos (11-26), 10 rebotes y 11 asistencias, siendo el cuarto jugador en la historia de las finales en conseguir un 30+10+10 (los otros son Charles Barkley, James Worthy y Jerry West). Mario Chalmers (20 puntos y 4 de 5 triples) y Chris Bosh (10 puntos y 11 rebotes, pero con jugadas clave en los momentos importantes) han sido asimismo decisivos para el triunfo de Miami.

Parker y Ginobili no fueron un factor en este encuentro. El francés anotó 6 tiros de 23 intentos, teniendo varias oportunidades de tiros decisivos para haber decantado el partido a su favor. Manudona hizo 9 puntos y 8 balones perdidos. Y no hubo factor Cenicienta: Danny Green, la sorpresa de la final, solo anotó un triple de cinco intentos. Bosh dijo antes del partido que Green no estaría desmarcado como lo ha estado en toda la serie.

San Antonio deberá para el séptimo partido quitarse de la cabeza el pensamiento de que han tenido la final en la mano. Tenían 13 puntos de ventaja con menos de cuatro minutos por jugar del tercer cuarto. A veintiocho segundos del final del tiempo reglamentario, tenían cinco puntos de ventaja. Ha sido la tercera vez en las series que San Antonio alcanza una ventaja de cifras dobles en el último cuarto, pero es la primera vez que pierde. Si Kawhi Leonard anota los dos tiros libres con 19 segundos, posiblemente estaríamos hablando del quinto campeonato del equipo de Popovich. Deberán eso sí pensar en cómo han jugado en el último minuto del tiempo reglamentario y en la prórroga, y hacer varios ajustes.

Miami es justamente lo contrario. Realmente han estado al borde del abismo en varios momentos del encuentro, y ahora se miran y piensan: es toda la temporada en un partido jugando en casa. Su entrenador decía al final: “mira, si el 29 de septiembre nos dicen que la temporada se va a decidir en el séptimo partido jugando en casa, todos nosotros hubiéramos dicho que sí”. Un dato a favor: el último equipo que ganó como visitante un séptimo partido en una final de la NBA fueron los Washington Bullets en 1979, ganando a Seattle Supersonics. Desde 1985 (inicio del formato 2-3-2), ha habido cuatro séptimos partidos en la final de la NBA, y el equipo local los ha ganado los cuatro.

Señores, abróchense los cinturones. Séptimo partido, madrugada del jueves al viernes, 3:00 am hora española. Baloncesto del bueno. Y sólo puede quedar uno. Que lo disfruten.

@thychobrahe

Manudona da a San Antonio dos oportunidades para ganar el título

dm_130616_nba_heat_spurs_gm5Manu Ginobili salió en el quinteto inicial de los Spurs por vez primera este año y fue providencial (24 puntos y 10 asistencias) para que su equipo tomara ventaja en la final de la NBA 3 a 2, y poder sentenciar en el siguiente partido. No ha sido solamente por sus estadísticas o lo que ha logrado por sí mismo, sino por cómo ha mejorado a su equipo. El inicio del partido es muy significativo. En los primeros dos minutos de partido, una canasta de dos de Ginobili, dos tiros libres y tres asistencias. Es claro que sigue siendo un espíritu campeón, y ahora aquellos que decían que tenía un pie en el asilo estarán mirando para otro lado. Quedando tres minutos para el final del tercer cuarto, con SA sólo un punto por arriba, fue clave en el parcial de 12-1 que le endosaron a Miami (7 puntos y una asistencia de Manudona), y que fue el punto de inflexión del partido a favor de los Spurs. Danny Green también tuvo una actuación extraordinaria, batiendo el record de triples convertidos en una final de la NBA, precisamente superando a Ray Allen, así como Tony Parker (26 puntos) marcando el ritmo de partido que le interesaba en cada momento.

Pero en mi opinión hay dos claves fundamentales en este partido: el porcentaje de tiro de San Antonio (60% de tiro de campo, con un 40,9% en triples, y 80% en tiro libre); y que los Spurs le cerraron el aro a Wade y a Lebron: tres tapones de Duncan y tres de Green, una defensa (otra vez) extraordinaria de Leonard. Con nula aportación del banquillo (7 puntos sobre 114), los cinco jugadores titulares por encima de los 32 minutos; y demasiados balones perdidos (18), quizá debido a que apostaron esta vez por un juego más veloz de lo habitual en Popovich, que les llevó a anotar 114 puntos, su acierto en el tiro exterior y su excelente movimiento de balón les llevó a dominar claramente a Miami. Popovich ha aceptado jugar con cuatro pequeños (con Leonard de titular en el puesto de cuatro), demostrando que le puede ganar a Spoelstra con sus mismas armas (cuatro pequeños y contraataque). Y en este partido mostró una carta nueva, aparte de Maludona: Boris Diaw jugó 27 minutos, casi siempre defendiendo a Lebron James, que anotó solamente una canasta cuando era defendido por el jugador francés.

Lebron otra vez desaparecido: cero rebotes en el descanso; y en cada jugada mirando a los árbitros pidiendo falta, frustrado por acciones que no culmina con éxito. Quizá es un jugador con un físico privilegiado que sufre más contacto del que parece debido a su fuerza. Pero es una superestrella que debe concentrarse en el juego y no en los árbitros. Su equipo lo necesita urgentemente.

Para el partido número seis, varias curiosidades:

1- Con formato 2-3-2, solamente dos equipos ganaron la final de la NBA perdiendo 3-2 y jugando los dos últimos partidos en casa (Lakers en 1988 y 2010, y Rockets en 1994)

2- El big three de San Antonio lleva 4 finales ganadas de 4. Esta sería la quinta sobre cinco. El big three de Miami lleva una de dos finales, si perdieran tendrían un record de 1-3. Contando desde 1999, San Antonio igualaría a Los Angeles Lakers, que tiene cinco campeonatos sobre siete finales jugadas.

3- En la historia, el equipo que se ha puesto 3-2 en la serie ha sido el campeón el 70 por ciento de las veces.

4- Los Miami Heat han llegado a ganar 27 partidos consecutivos este año, y en la final de la NBA están siendo incapaces de ganar dos seguidos. Ahora lo tendrán que hacer, o de lo contrario tendrán que despedirse del título.

@thychobrahe

Aniversario trágico para los Jazz

1147054Anteayer hizo 15 años de ese maldito robo de balón de Michael Jordan a Karl Malone en el sexto partido de las finales de 1998 que dio a Chicago Bulls el sexto anillo de la NBA. Un partido en el que estuvimos dominando durante la gran mayoría del encuentro pero una genialidad del 23 evitó que forzásemos el séptimo encuentro.

El año en el que estuvimos más cerca de conseguir ese ansiado anillo, una época especial por esa comunión que había entre afición y equipo que creaba una atmósfera mágica cada noche porque  sabían qué camino se había escogido. Una sentimiento que resumía perfectamente Andres Montés cada vez que daban un partido de los Utah Jazz con la siguiente frase: “Bienvenidos al Delta Center de Salt Lake, una cárcel de cinco estrellas”.

Un partido que también será recordado por la canasta de Ron Harper tras terminarse la posesión de 24 segundos y la canasta anulada a Howard Eisley tras un triplazo que estaba dentro de tiempo. Y como no, ese duelo en la pintura entre Cruela Devill “Rodman” y El Cartero, la pasión de Jerry Sloan desde la banda con técnica incluida y ese Delta Center que era capaz de que el mismísimo Michael Jordan no se acordase de que terminaban las posesiones de tiro.

Trágico y nostálgico es para mí al mismo tiempo el aniversario porque con el paso de los años muchos aficionados, entre los que me incluyo (eso creo), echamos en falta esos valores que noche tras noche nos transmitía desde Jerry Sloan hasta esos jugadores que entrenaba cuando les veíamos en Canal+ con Antoni Daimiel y Andres Montes.

Justamente lo que ahora están buscando Greg Miller, Dennis Lindsey y Kevin O´Connor, el equipo necesita que la afición haga suyo el estilo de juego de los Jazz y lo asocie a unos nombres, nos faltan que los nuevos Stockton, Malone, Hornacek y los otros acompañantes adapten los roles de Russell, Norris, Anderson, Eisley o Carr.

Pero no podemos seguir viviendo del pasado, necesitamos que Kanter, Favors y Hayward recojan el testigo de Stockton, Malone y Hornacek para ilusionar a la afición y creernos que esos tres nos pueda llevar a la gloria como ocurrió hace casi dos décadas. El reto más importante y con dos genios que no estarán: Jerry Sloan y Larry H. Miller. Palabras mayores lo que nos viene de cara al futuro pero no imposible. Esa es la magia de este deporte que lo hace aún más especial y lo que consiguió ese equipo con su Big Three y ese entrenador del Estado de Illinois.

Eso si, sabemos lo que le gustaba al buen aficionado, baloncesto puro, raza, coraje, pasión, ser correoso. Si conseguimos hacer regular alguna de estas virtudes el antiguo Delta Center podrá volverse a llenar regularmente, pienso que es lo que añora el aficionado medio de nuestro equipo porque virtudes como esas fue lo que conseguimos para que mucha gente del extranjero recuerde ahora mismo en qué parte de Estados Unidos está Salt Lake City y qué equipo de la NBA juega ahí.

El tiro exterior de San Antonio destroza a Miami

KNXV_NBA_Finals_Game_3_Spurs_vs._Heat_3_20130611185610_320_240El aplastante juego exterior de San Antonio, con dos protagonistas inesperados como GaryNeal y Danny Green, con 24 y 27 puntos (sumados más que todos los puntos del cinco inicial de Miami) ha inflingido a Miami Heat la tercera derrota más abultada de la historia de las finales de la NBA (la peor de la historia de los Heat en los playoffs). Asimismo los 16 triples anotados son record de las series finales. En el caso de Gary Neal, ex jugador de la liga ACB(Barcelona y Unicaja), no sólo fueron los puntos, sino el momento en el que los anotó. Con Parker lesionado, encestó cuando más lo necesitaba su equipo, en los momentos cruciales del partido.

Por otra parte, San Antonio está maltratando a Lebron James, con la extraordinaria defensa de Kawhi Leonard, que se está revelando como el anti-Lebron (7 de 21 en el tiro anoche), aparte de un excelente reboteador (10, 14 y 12 rebotes en los tres partidos de la serie), debido a que juega de falso 4 defendiendo a James muchos minutos. Popovich está haciendo una defensa de manual a éste, le está aplicando la misma estrategia de hace seis años. Y lleva un 39 por ciento de tiro en las finales, mientras que tuvo un 57 por ciento en la temporada regular y un 51 por ciento en la final de conferencia. Pero no es solo Lebron: Wade y Bosh tuvieron un partido bastante discreto, sin tirar del carro en ningún momento, cuando era obvio que los Spurs se iban en el marcador. Sólo James tuvo un arreón al final del tercer cuarto para anotar nueve puntos consecutivos. Mario Chalmers, el héroe del segundo partido, se quedó en cero puntos(0-5), dos rebotes, cuatro pérdidas de balón y una asistencia en 20 minutos de juego.

Otro punto importante fue la lesión de Tony Parker en el cuádriceps, cubierta por la excelente actuación de Green y Neal, que le obligó a marcas bajas (6 puntos y 8 asistencias en menos de 28 minutos). Hoy por la mañana se le va a efectuar una resonancia magnética para comprobar el alcance de la lesión.

Otras claves del partido fueron el dominio del rebote por parte de San Antonio (52 a 36), que le permitió posesiones extra, y las faltas personales (21 de Miami contra 13 de San Antonio), lo cual, junto con el mejor porcentaje de tiro de éstos (48,9% frente a 40,8%) da como resultado la paliza a Miami. También los puntos de contraataque, 20 de San Antonio (gracias a su dominio del rebote), frente a sólo 11 de Miami.

Para el cuarto partido muchas cosas tienen que cambiar, porque algo similar a lo de esta noche sentenciaría la final en mi opinión. Un 3-1 y otro partido en el AT&T Center sería casi definitivo. Spoelstra tiene que hacer ajustes importantes, que su equipo anote más puntos de contraataque, mejorar el rebote, involucrar en la anotación a más jugadores e intentar reducir las pérdidas de balón (16 anoche).

José Eladio Fernández

@thychobrahe