El Draft de 2013 y un problema de base

imagesEsta va a ser posiblemente la pretemporada con más trabajo para la gerencia de los Utah Jazz en la historia del equipo. Sólo hay cinco jugadores con contrato garantizado para la temporada que viene. Se da la circunstancia de que hasta diez jugadores son agentes libres en este momento. Jefferson y Millsap probablemente hagan las maletas; otros como Tinsley, Foye y Demarre Carroll, han dicho explícitamente que desean seguir. Mo Williams ha adoptado una postura intermedia, diciendo que no depende todo de él: “La pelota está en su [del equipo] tejado”. Earl Watson es muy probable que tampoco continúe.

La idea de la gerencia es reconstruir el equipo alrededor de un núcleo joven compuesto por Favors, Kanter y Hayward. Bajo esa premisa, el manager general Dennis Lindsey ha declarado que “tenemos muchos puestos en la plantilla y mucho margen en el tope salarial para pagar buenos jugadores”.Además, tendremos dos elecciones en el draft de 2013, en concreto los números 14 y 21.

Es evidente que, desde la marcha de Deron Williams, necesitamos un base puro del más alto nivel que pueda hacer jugar al equipo, y que ayude a jugadores jóvenes como Kanter o Favors (dos números tres del draft) a mejorar su juego, sobre todo ofensivamente. Ambos no son grandes anotadores que puedan crearse su propio tiro, sino más bien necesitan a un base puro que les asista para que anoten. Y sin ningún base en la plantilla actual con contrato en vigor, es como si tuviéramos un cartel en la puerta que dijera: “playmaker wanted”.

Por otra parte, pienso que vamos a necesitar un escolta anotador, ante la posibilidad de que Jefferson (máximo anotador del equipo, 17,8 puntos por partido), Millsap (segundo anotador, 14,6) y Mo Williams (cuarto, 12,9) dejen el equipo. Esos 45,3 puntos por partido tienen que salir de algún sitio, y es más probable que se trate de un anotador exterior, aparte de que la posibilidad de reclutar a un base puro haga que los puntos de Favors y Kanter (sexto y séptimo anotador, respectivamente, con 9,4 y 7,2) suban. Cabe también, aunque es más improbable, una explosión de Alec Burks, sólo 7 puntos por partido en 17 minutos, pero que ha pasado de 10 puntos cuando ha tenido más de 20 minutos por partido, y ha mostrado señales de potencial anotador, como por ejemplo en partidos contra Milwaukee (19 puntos) o Sacramento (26 puntos).

Con esta perspectiva sobre la mesa, la necesidad de un base, vamos a tratar de las opciones de Utah en el draft, dejando las opciones de fichajes para otra entrada del blog.

De los mejores jugadores del draft, hay relativamente pocos bases, ya sean puros o tiradores: Ben McLemore; Trey Burke (seguramente el mejor base puro del draft en mi opinión); Victor Oladipo; Michael Carter-Williams; C.J. McCollum; Kentavious Caldwell-Pope; Archie Goodwin; Jamaal Franklin. Jared Bray habla de otros bases, que no hemos incluido aquí, que pueden ser interesantes para Utah: Shane Larkin y Myck Kabongo. Éste último, junto con Nate Wolters, participó el pasado 11 de mayo en el workout que tuvo lugar en las instalaciones de los Jazz. Ambos jugadores demostraron interés en el equipo. Wolters es un base de 1,92 m que promedió el año pasado 22.3 puntos, 5.6 rebotes y 5.8 asistencias, en 38.1 minutos de juego por partido, en su última temporada en South Dakota State. El propio jugador ha declarado que cree que “encajaría muy bien en los Jazz”.

Por otra parte, en el NBA Draft Combine 2013, que tuvo lugar en Chicago la semana pasada, y en el que participaron varios jugadores que entrenaron con los Jazz, el base más destacado fue Shane Larkin, de Miami, un base “bajito” (1,80), pero tremendamente potente en su físico y muy anotador. Además juega muy bien el pick and roll. Casi todas las predicciones para el draft le dan al final de la primera ronda, así que podría ser un jugador interesante para los Jazz, en mi opinión.

En las predicciones del draft que hace Jonathan Wasserman en Bleacherreport, dice que elegiremos a Dennis Schroeder en el número 14. Es un jugador alemán de 19 años, de 1,88 metros, con buen físico para la posición de base. Todas las predicciones del draft le dan en torno al número quince. Lo considera el tercer mejor base puro del draft y un potencial base titular una vez que asiente su juego. Cree que tiene velocidad para la NBA y muy buen manejo de balón para dividir a las defensas contrarias, con habilidad para jugar el pick and roll. Además es buen defensor, con mucha velocidad de desplazamiento lateral. El propio jugador ha mencionado Utah y Milwaukee como sus destinos preferidos en la NBA (recordemos que Brandon Jennings es también agente libre). Su fama comenzó a crecer a raíz de su actuación en el Nike Hoop Summit en Portland. Aquí podéis ver un informe de scouting de este jugador bastante completo. En twitter el pasado 17 de mayo Gary Woefel nos informaba de que el jugador alemán iba a realizar un workout con los Bucks.

Jonathan Wasserman, en el mismo informe, cree que, si elegimos en el número 14 un base, el número 21 será para lo que él llama “un atleta”, y se decide por el alero de dos metros Tony Snell, de Nuevo México.

De todos modos, la gerencia de los Jazz no ha mostrado públicamente sus intenciones. O’Connor dice que ellos van a elegir al mejor jugador disponible, sin importar la posición. “Algunos de los errores más grandes de la Historia han ocurrido cuando un equipo ha elegido por posición, por necesidad, más que por capacidad o aptitud”. Y ha recordado a los Blazers que eligieron a Sam Bowie en vez de a Michael Jordan. Por otro lado, Lindsey declaró el lunes pasado que “los Jazz estamos abiertos a lo que haremos en primera ronda, podemos elegir, podemos cambiar por una elección más alta o más baja”. En cualquier caso, seguiremos el proceso hasta el draft.

PD: Quiero agradecer al propietario la posibilidad que se me brinda de participar como colaborador en este blog en español sobre los Utah Jazz. Muchas gracias y un saludo a todos.

@thychobrahe

José Eladio Fernández

Anuncios

Un comentario en “El Draft de 2013 y un problema de base

  1. Interesante artículo, gracias!. Escogiendo en el 14 hay que esperar algún jugador que pueda “dormir” y ser un robo para dicha elección. Especialmente estoy pensando en Shabazz Muhammad y C.J. McCollum, especialmente el primero que está cayendo en los mocks pero que sería un gran talento para el 14. Si ambos estuviesen elegidos yo creo que el alemán Schroder podría ser la elección ya que se le ha seguido y en el Nike Summit destacço como hizo Kanter hace años. Carter Williams sería otra opción pero particularmente no me convence. Para el pick 21 podrían optar por Larkin o kabongo que dicen que se merendó a Wolters en el workout que les hicimos hace unos días en SLC, pero también podrían interesar varios de los internacionales del draft
    GO JAZZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s