Utah no supo competir contra Oklahoma

Russell Westbrook, Mo WilliamsAyer no se salió con la misma convicción que ante Golden State. Faltó la mentalidad ganadora que tuvimos en la Bahía y lo más grave, hemos dado alas a los Lakers con nuestra derrota, les queda un partido más que a nosotros, han recuperado el octavo puesto que da acceso a los playoffs y los dos próximos partidos contra Minnesota son imprescindibles para arrebatarles el octavo puesto en el Oeste.

Un partido en el que los Jazz estuvimos irregulares, basta con mirar las estadísticas, menos de un 40% en tiros de campo y triples, pero ante todo se notó que Millsap no estuvo en el partido, sólo 8 puntos (4/11 en tiros de campo y -17 de valoración)  cuando estamos acostumbrados a que anote como mínimo 15 puntos por partido. Un encuentro en el que nos mantuvimos gracias a dos “niños” como Derrick Favors o Gordon Hayward y sólo dos jugadores con valoración positiva. En definitiva, faltó aportación ofensiva de algunos titulares y los jugadores de rotación. 

Los Thunder manejaron a su antojo el tiempo del partido, ya que tienen esa veteranía que a nosotros nos faltan, en otras palabras, tienen lo que nuestros tuvimos con John Stockton, Karl Malone, Jeff Hornacek o Bryon Russell y el resto de jugadores que sabían que se debía hacer en cada momento. Cuando apretar en defensa, cómo mantener las distancias o el momento preciso para dar el golpe de gracia. Y ocurrió, fuimos a remolque y siempre que nos acercábamos encestaban un triple, un dos más uno, una buena defensa o un robo de balón, en el momento preciso nos quitaban la última esperanza.

Ahora si que estamos en los verdaderos playoffs, en estos tres encuentros cada posesión defensiva y ofensiva hay que jugarla como si nos jugásemos la vida y el primer rival son los Timberwolves de manera consecutiva en Salt Lake y Minniapolis. Un primer partido que jugaremos sabiendo el resultado de Lakers contra Portalnd Trail Blazzers (juega el miércoles), toda una prueba de fuego para ver si el equipo es capaz de reponerse y mostrar que está capacitado con la presión que adquiere cada partido de aquí a final de temporada.

Llega el momento de los campeones, de los líderes, y con rivales difíciles como Minnesota y Memphis. Ahora ya no se puede fallar y el equipo tiene que dar más del 100% si quiere clasificarse.

Y hoy es un buen momento para recordar frases de Jerry Sloan, entre ellas destacaría la siguiente: “se puede ser peor o mejor jugador pero lo importante es dar lo máximo en cada partido”. Justamente como él hizo como jugador e instó a sus jugadores cuando era entrenador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s